Hong Kong, 20 Ago (Notimex).- La cifra de muertos por el naufragio de un ferry hace cuatro días en Filipinas se elevó hoy a 63, mientras igual número de personas continúa desaparecida, según un reciente balance dado a conocer hoy por las autoridades del archipiélago.

La Guardia Costera filipina precisó que socorristas y buzos intensificaron las tareas de rescate en las aguas del puerto de Cebú, en Filipinas, sin embargo cada vez es más remota la posibilidad de encontrar sobrevivientes, según el diario Philippine Star.

El transbordador “MV St. Thomas Aquinas”, que viajaba con unas 870 personas abordo, naufragó el viernes pasado tras colisionar con el buque mercante “MV Sulpicio Express”, que sólo sufrió daños en el casco pero no se hundió.

Las autoridades están investigando las causas del accidente y los posibles culpables ya que los capitanes de ambos barcos se acusan mutuamente, aunque, según apunta el informe preliminar, fue el mercante el que chocó con la parte trasera del “MV St. Thomas Aquinas”.

Además de las víctimas, el naufragio del ferry ha provocado un derrrame de combustible en aguas de varias localidades de Cebú, popular por sus playas y zonas de buceo turísticos.

Los equipos de rescate intentan taponar los escapes en el transbordador, hundido a unos 30 metros de profundidad frente al puerto de Talisay, desde que descubrieron el domingo los primeros rastros de combustible.

El transporte por vía marítima es fundamental en Filipinas, un archipiélago de más de siete mil islas, donde los accidente son comunes y causados por el mal tiempo, el incumplimiento de las normas de seguridad o la sobrecarga de las embarcaciones.