Villahermosa, 17 Jun. (Notimex).- Un grupo de trabajadores, entre ellos peritos y secretarios de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Tabasco, realizó una marcha en demanda de aumento salarial y el pago de bonos.

Los empleados partieron desde las instalaciones de la PGJE hasta Palacio de Gobierno para solicitar la intervención del gobernador Arturo Núñez Jiménez.

Al respecto, Carlos Mario Núñez, quien dijo laborar como perito, expuso que desde el 28 de diciembre pasado, cuando Fernando Valenzuela Pernas ya era procurador, les prometió un incremento salarial en menos de tres meses, pero que hasta ahora no les ha dado una respuesta.

Aseguró que los sueldos son entre dos mil y dos mil 500 pesos quincenales, cuando en otras entidades las percepciones son mayores porque prestan servicios profesionales.

En la marcha, mencionó que había peritos y secretarios que participaban en su día de descanso, por estar en vacaciones o fuera del horario del trabajo.

Mario Núñez mencionó que son alrededor de 150 en total quienes están en este problema, en donde también lo padecen ministerios públicos y policías ministeriales.

Al llegar a Palacio de Gobierno, el área de atención ciudadana les indicó que buscarían quién los atendiera por parte de la PGJE, pero al no presentarse ningún servidor público decidieron acudir a la Secretaría de Gobierno para buscar una interlocución.