México, 14 Jun. (Notimex).- Cantar es mi vida, es mi pasión y quiero seguir hasta que el cuerpo aguante y de preferencia morir cantando en un escenario, señaló Aída Cuevas, quien promueve el disco “Totalmente Juan Gabriel”.

“Estoy contenta y satisfecha porque apenas se lanzó mi nuevo disco el 12 de marzo y ya se encuentra en segundo lugar de ventas en formato físico y en primer lugar en descargas de iTunes”, aseguró la cantante que cuenta con más de 35 años de trayectoria artística.

A pesar de que Cuevas considera que la música mexicana no pasa por su mejor momento, ella le sigue apostando con orgullo a este género y le reconforta que el público la respalde, prueba de ello es la respuesta que ha tenido “Totalmente Juan Gabriel”.

“Nos ha ido tan bien con este proyecto que les adelanto que en agosto próximo iniciaremos con la grabación del volumen II”, señaló “La reina de la música ranchera”, quien además es comadre del cantautor Juan Gabriel.

Por otro lado, le enorgullece trabajar en familia porque su hijo Rodrigo Cuevas es el productor del álbum con el que rinde tributo al “Divo de Juárez”.

Sobre las comparaciones por grabar temas que ya han sido éxito en otras voces, respondió: “El que no arriesga no gana”, y dijo que se limitó a “echarle corazón y estilo a cada canción” y el público le ha dado su apoyo a este trabajo realizado en los estudios de grabación de su familia.

La cantante que cuenta con 37 discos de estudio y ha vendido más de siete millones de unidades, señaló que vocaliza dos veces a la semana desde los 11 años de edad, no toma bebidas frías, no bebe alcohol, no fuma y practica ejercicio, para contar con energía y vitalidad.

Sin embargo, siempre agradece a Dios que la haya bendecido con el don de su voz que le permite llevar a los corazones de la gente alegría e interpretar “la mejor música que es la ranchera”.

Recordó que cuando su madre murió, tuvo que salir a cantar y hacerlo fue una catarsis porque aunque sentía mucho dolor la música le ayudó a sentir alivio y tranquilidad.

A pesar de que el género que domina es el ranchero, Aída grabó anteriormente el disco “De corazón a corazón? Mariachi tango”, el cual contiene tangos con acompañamiento de mariachi.

“Grabé ese disco porque quise darle un regalo especial a mi madre cuando cumplió 80 años, así que grabé a nivel casero cuatro tangos con acompañamiento de piano, bandoneón y contrabajo. Dos semanas después Rodrigo me propone fusionar los tangos con mariachi”.

Considera que el disco de tangos es un parteaguas en su carrera porque se dio cuenta que la fórmula madre e hijo funciona.

La cantante continuará lo que resta del año con la promoción de su nuevo disco y espera visitar en breve Guadalajara, Jalisco; Monterrey, Nuevo León; Puebla, Puebla; Querétaro, Querétaro, así como diversas ciudades del Bajío.

También le gustaría presentarse en Yucatán “porque se dice que allí no gusta la música de mariachi, sin embargo, he ido en diversas ocasiones con llenos totales”.

Otro de sus objetivos es difundir el CD en Estados Unidos y Latinoamérica y de ser posible ir a Madrid, España, a donde sueña llegar con el traje de charro.

Debido al éxito que tuvo en Las Vegas, Nevada, en mayo pasado, recibió una invitación para presentarse a finales de año en Chicago, aunque antes estará en Santa Bárbara, California, y en Houston, Texas.

Dijo que le gustaría participar en una telenovela lo cual no ha hecho a pesar de haber estudiado actuación con el español Manolo Calvo.

Sin embargo, está convencida que lo suyo es cantar y “morir cantando como muere la cigarra”.