Advierte Piñera a Bolivia que defenderá lo que pertenece a Chile

Valparaíso, 21 May (Notimex).- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, aseguró hoy ante el Congreso Nacional que defenderá “con toda la fuerza del mundo” lo que legítimamente pertenece al país, en relación a la demanda de Bolivia de una salida soberana al mar.

En su mensaje anual al país, entregado este martes en el Congreso Nacional, el mandatario señaló que hará “todo lo que permite el Derecho Internacional”, para la defensa “del territorio, nuestro mar, nuestro cielo y nuestra soberanía”.

“No tenemos ni mantenemos ningún diferendo limítrofe con Bolivia, tenemos un tratado de Paz, Amistad y Límites de 1904 que se encuentra hoy día plenamente vigente, que Chile ha cumplido y seguirá cumpliendo de manera integra y de buena fe”, dijo.

El mandatario enfatizó: “Tenemos el pleno derecho a exigir a Bolivia que también firmó ese tratado que también lo cumpla, en forma íntegra y de buena fe”.

Respecto al diferendo planteado por Perú ante el Tribunal Internacional de La Haya para establecer un límite marino, el presidente chileno indicó que espera “con tranquilidad” el fallo del tribunal.

“Hemos mantenido una hermosa tradición de nuestro país, que los temas internacionales constituyen políticas de Estado, donde no existe gobierno ni oposición, sino un solo país unido detrás de un mismo objetivo”, apuntó Piñera.

El jefe de Estado también destacó en su mensaje anual, el último que entregará al país en su calidad de Jefe del Estado, la participación de Chile en la Alianza del Pacífico, junto a México, Colombia y Perú.

Esta alianza, dijo, “suma una población de más de 200 millones de habitantes, representa un tercio del PIB, y la mitad del comercio latinoamericano y busca crear un área de libre circulación no solo de bienes y servicios, también de capitales y personas”.

Piñera subrayó que “Chile continúa con su estrategia de inserción internacional, y con una presencia cada día más activa en los mercados y en todas las instancias políticas, culturales, civiles, científicas a nivel regional y mundial”.

Una política exterior fundada “en valores como el respeto irrestricto al Derecho Internacional, y a los Tratados, la solución pacífica de las controversias, la no intervención y la autodeterminación de los pueblos”.