Tuxtla Gutiérrez, 9 May. (Notimex).- A unas horas de la celebración del Día de las Madres, Noemí Maza Sánchez, de 45 años de edad, obtuvo hoy su libertad y salió de la penitenciaría El Amate.

“Justicia divina, justicia divina”, expresó la mujer madre de dos hijos, acusada de lenocinio por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) durante la pasada administración estatal.

En entrevista en la sede del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), a donde acudió en compañía de otras 22 personas que fueron excarceladas, sostuvo que desde hace dos años y dos meses en que fue privada de su libertad argumentó su inocencia.

“Me liberan hoy gracias al señor Dios, soy creyente, soy mujer de iglesia, creo en Dios, él ha sido siempre mi fortaleza, no me comprobaron nada, creo que los abogados defensores han hecho su trabajo”, comentó.

Maza Sánchz dijo sentir una gran alegría, “no soy culpable de lo que me acusaron, pero quienes lo hicieron no lograron nada, ni siquiera los conozco, ni guardo rencor contra nadie”.

“Ciertamente tenía un negocio de bebidas embriagantes y ahí laboraban tres meseras, pero de ninguna manera se cometían delitos, no había trata de personas, ni nada que se parezca, se respetaban los derechos de las personas”, reiteró.

La mujer perdió la pierna derecha hace 10 años en un accidente de tránsito, hoy se auxilia de muletas para caminar. Esta mañana fue ayudada por policías para acceder a la sede del Poder Judicial del estado.