Condenan a Berlusconi a cuatro años de cárcel por fraude fiscal

Roma, 8 May (Notimex).- El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi fue condenado hoy a cuatro años de cárcel por el Tribunal de Apelaciones de Milán, que lo declaró culpable de fraude fiscal en la compra venta de derechos televisivos de su empresa Mediaset.

La corte milanesa también confirmó los cinco años de interdicción (prohibición) de ocupar cargos públicos contra el expremier, que en octubre pasado ya había recibido la misma condena en un tribunal de primera instancia.

El colegio de magistrados, presidido por la juez Alessandra Galli, consideró culpable a ´Il Cavaliere´ de un fraude fiscal por millones de euros realizado entre 2002 y 2003.

El tribunal absolvió, sin embargo, al presidente de Mediaset -la televisora de Berlusconi- Fedele Confalonieri y a los directivos de la empresa Daniele Lorenzano y Gabriella Galetto, que en el proceso de primer grado recibieron condenas de entre 14 y 44 meses de cárcel.

El principal abogado de Berlusconi, Niccoló Ghedini, también diputado del Partido del Pueblo de la Libertad (PDL), acusó a los jueces de haber estado predispuestos contra su cliente.

“Es una sentencia fuera de toda lógica, en ningún otro tribunal habríamos obtenido este veredicto”, declaró el letrado que presentó una instancia (que fue rechazada) para trasladar del tribunal de Milán al de Brescia los juicios contra Berlusconi.

La Corte de Apelaciones confirmó la condena a tres años de cárcel para el productor estadunidense Frank Agrama, involucrado en la trama, y una multa de 10 millones de euros a favor de la agencia tributaria estatal que Berlusocni y los otros condenados deberán pagar de contado.

Asimismo, al expremier, de 76 años de edad, le fue prohibido ocupar por tres años la dirigencia de empresas y establecer contratos con la administración pública.

Pero según la ley de indulto aprobada en 2006, la pena carcelaria se reduciría de cuatro a tres años, sin cancelar la interdicción, que le haría perder su escaño en el Parlamento si la sentencia se vuelve definitiva en el tercer grado del juicio, que corresponde a la Corte Suprema.

Se espera que ´Il Cavaliere´ impugne la sentencia ante ese máximo tribunal que debería pronunciarse antes de julio de 2014, cuando el delito imputado caerá en prescripción.

En el llamado “proceso Mediaset” Berlusconi es acusado de haber “inflado” artificialmente los precios de los derechos de difusión de películas adquiridas a través de sociedades extranjeras de su propiedad, al momento de revenderlas a su propia empresa.

De esa manera, el grupo Mediaset creó fondos “negros” en el exterior y se benefició con el pago de menos impuestos en Italia.

Tras conocerse la sentencia, los parlamentarios del partido de Berlusconi denunciaron una “persecución judicial” y dijeron que de esa manera se impide el “proceso de pacificación nacional”.

“Es una sentencia que no ayuda a la pacificación, es la enésima prueba de un uso político de la justicia que no ayuda a un clima de pacificación que debería nacer entre las fuerzas políticas”, dijo la exministra de Educación del último gobierno de Berlusconi, Mariastella Gelmini.

Incluso, la diputada Daniela Santanché, advirtió que con la sentencia pareciera que “hay quien quiere hacer caer al gobierno de (Enrico) Letta”, que se sostiene gracias al apoyo del PDL, del centroizquierdista Partido Democrático y de la lista centrista Elección Cívica.