Barcelona, 26 Abr. (Notimex).- Este día fue especial para el Barcelona y sobre todo para el entrenador Francesc “Tito” Vilanova, quien luego de tres meses volvió a dar conferencia de prensa al superar su recaída por cáncer.

Vilanova atendió a los medios de comunicación, algo que no sucedía desde el pasado 18 de enero previo al choque liguero ante la Real Sociedad y ahora lo hizo antes del encuentro de este sábado contra el Athletic de Bilbao, donde un triunfo significaría el título de la Liga de España para los culés.

El timonel de los Blaugrana, quien se recuperó en Nueva York durante dos meses al recibir tratamiento a la glándula parótida, dijo sentirse con ganas y fuerza para continuar al frente del club durante la siguiente temporada donde los objetivos son claros, mantener el estilo de juego en el que resalta la posesión del balón, y conquistar los títulos.

“Me siento con ganas y con fuerzas de seguir la próxima temporada”, comentó ante los medios de comunicación “Tito” Vilanova, quien recalcó que se siente bien de salud y físicamente para tratar de ayudar al club en todo lo posible.

“Me encuentro muy bien tras el proceso que he pasado. No he venido antes porque el tratamiento tenía efectos secundarios. Pero cada día me siento mejor. Tenía ganas de entrenar y de estar en esta sala de prensa”, agregó.

Vilanova, quien se mostró agradecido con su cuerpo técnico, en especial con Jordi Roura, quien lo remplazó durante su ausencia, subrayó que el Barcelona no ha terminado un ciclo como se ha dado a conocer en la prensa tras la goliza frente al Bayern en la Champions.

“Lo dicen continuamente (que es el fin de ciclo). En la alta competición, como la Liga o la Champions, ganar siempre es muy difícil. El Barça lo consiguió durante tres años. En el pasado no ganamos Liga ni Champions. Si conquistamos esa Liga volveremos a ganar un título y sumaríamos cuatro en los últimos cinco años”.

“Esto va a ser irrepetible. Hemos llegado seis veces a semifinales en Champions, un récord que creo que no podremos conseguir el próximo año. No creo que haya un fin de ciclo”.

Aunque es difícil el cometido de dar la vuelta al 0-4 frente al Bayern en las semifinales de Champions, el entrenador culé cree que existen posibilidades de cambiar la historia el próximo miércoles en el Camp Nou ante sus seguidores.

“Somos el Barça y jugamos en casa. No sería creíble decir que vamos a remontar, pero nuestra obligación es competir y ser capaces de ganar. Igual marcamos dos goles en la primera parte y no sabemos qué pasará después. El Bayern creó un gran clima con su afición y a ver si lo repetimos. No me apetece tirar la toalla”, dijo.

Admitió por otro lado que el Barça sí depende del argentino Lionel Messi ya que es el mejor futbolista del mundo en los últimos años, sin embargo recordó en los últimos duelos ligueros el club anotó nueve goles sin el pampero.

“No creo que se haya notado su falta. Ganamos los tres últimos partidos de Liga con nueve goles a favor y cero en contra. Ahora, dependencia hemos tenido siempre. Es el mejor del mundo y el que más goles hace. Ojalá dependamos de él durante muchos años”, mencionó.