Munich, Ale., 23 Abr. (Notimex).- El brasileño Dani Alves, defensa del club español FC Barcelona, no dudó en reconocer la superioridad del local Bayern Munich en su eliminatoria de Champions League y comentó que ante lo visto se quita el sombrero.

“Cuando se compite ante un rival que compite mejor que tú y tiene cosas que no tienes tú, hay que quitarse el sombrero”, aceptó Alves tras la derrota del “Barça” de 0-4 en la Allianz Arena, correspondiente a la ida de las semifinales de la Liga de Campeones.

“Nos presionaban hasta con cuatro jugadores, así se hace muy complicado salir con el balón controlado. Desde que estoy en el Barça es el peor día por el resultado obtenido”, confesó el lateral de los “blaugranas”.

La próxima semana (1 de mayo) se jugará el partido de vuelta en el Camp Nou, en el que Alves se dijo consciente será muy difícil remontar cuatro tantos, aunque aseguró que lo intentarán. “Hay que felicitarles por el partido que han hecho, aún quedan 90 minutos y hay que intentar mejorar”, afirmó.

En la misma sintonía se encontró el central Gerard Piqué, para quien la final del máximo certamen europeo a nivel de clubes está casi imposible.

“Nos han dado un repaso. El árbitro no tuvo influencia. Lo tenemos casi imposible. Hay que dar la cara en la vuelta. Han estado más rápidos, más fuertes. Mejor”, admitió.