Caracas, 1 Abr (Notimex).- El presidente encargado, Nicolás Maduro, prometió hoy convertir a Venezuela en una nación de paz y convivencia si gana los comicios del próximo 14 de abril, donde deberá enfrentar al opositor Henrique Capriles.

“Vamos a lograr que éste sea un país de paz, de vida y de convivencia”, dijo Maduro al juramentar al Movimiento por la Paz y la Vida en la sede la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES), en la zona poniente de Caracas.

El mandatario encargado enfatizó a los integrantes de dicho movimiento que “ustedes, como policías del Siglo XXI, socialistas y humanistas van a ser las columnas vertebrales para que en nuestro país se respete la ley”.

El candidato presidencial del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) agregó que “pronto estaremos aprobando la Ley Desarme en la Asamblea Nacional (Congreso unicameral), pero el primer desarme que tenemos que hacer es el de los antivalores del capitalismo”.

Maduro destacó que la UNES “es uno de los milagros del comandante Hugo Chávez en vida y que ahora forma a una nueva juventud”.

Acotó que “en la UNES nos sentimos en nuestra casa. En este mismo piso donde fueron despreciados y humillados jóvenes humildes, ahora estarán formándose ustedes” y adelantó que este mes inaugurará la sede “una vez que me juramente como presidente constitucional”.

Recordó a los integrantes del Movimiento por la Paz y la Vida que están obligados “por la patria, y en honor a la memoria de Chávez, a ser la mejor policía en lo humano, en lo profesional, en lo científico y en lo moral”.

“Ustedes tienen que ser una policía que promueva los valores de la paz, de la vida, que proteja al pueblo verdaderamente y que combata el delito con su ejemplo y con su moral vertical, tienen que ser una columna central del proceso de transformación socialista”, precisó.

Aseguró que grupos armados de muchachos de distintos barrios y estados de este país sudamericano se han comunicado con el Ejecutivo y han manifestado su intención de incorporarse al trabajo y a la vida.