Surge violencia en Port Said por sentencia en caso de matanza en 2012

Madrid, 4 Mar (Notimex).- Fuertes enfrentamientos entre manifestantes y la policía estallaron hoy en la ciudad egipcia de Port Said, luego de que la víspera cinco personas murieron y 416 resultaron heridas en una protesta por la inminente sentencia relacionada con la matanza en un estadio de fútbol en febrero de 2012.

A cinco días de que la Justicia egipcia emita sus fallo contra otros 52 acusados de la violencia desatada en febrero de 2012 en el estadio de fútbol de Port Said, familiares, amigos y seguidores se congregaron este lunes frente de la Dirección de Seguridad.

La condena a muerte de 21 acusados de la matanza desató a finales de enero pasado una ola de actos violentos e indignación popular, que llevó a las autoridades a declarar el toque de queda en la ciudad, ubicada al noroeste de Egipto.

Los manifestantes, quien expresaban sus condena por las cinco muertes registradas anoche durante una represión policiaca, arrojaron este lunes piedras y bombas molotov contra el edificio público, desatando la reacción inmediata de los guardias de seguridad y la Policía.

Las fuerzas de seguridad dispararon gases lacrimógenos y balas de goma contra a la multitud, desatando nuevos enfrentamientos, cuyo saldo de desconoce por ahora, según un reporte de la agencia oficial de noticias de Egipto, MENA.

Los enfrentamientos estallaron en medio de la procesión del funeral de uno de los cinco fallecidos en los enfrentamientos del domingo, en los que al menos 416 personas más resultaron heridas, principalmente seguidores del equipo de fútbol local.

Helmy al Afny, responsable del Ministerio de Sanidad en Port Said, indicó que entre las víctimas fatales hay dos policías, y que cinco de los 416 lesionados están en estado grave, debido a la inhalación del gas lacrimógeno.

Uno de los heridos es un general del Ejército, quien recibió un disparo en la pierna derecha, y cuyo estado de salud se reporta como estable, destacó el funcionario desmintiendo los reportes de algunos medio egipcios e internacionales de que habría muerto.

La violencia estalló el domingo al atardecer, luego de que las autoridades iniciaron el traslado de los acusados de la matanza del año pasado en el estadio de fútbol de la prisión de Port Said a la de Zagazing para conocer su sentencia el próximo fin de semana.

Tras conocer las gestiones sobre el traslado de los presos, que se lleva acabo en medio de fuertes medidas de seguridad, familiares de los acusados y seguidores se manifestaron y atacaron la sede de la policía en un intento por impedir la suspensión del dictamen.

La Corte del Cairo aún debe pronunciarse el sábado próximo sobre otros 52 inculpados de la masacre del estadio de fútbol en Port Said de febrero del año pasado, en la que murieron 74 personas.