Estado mexicano obligado a cumplir sentencias de CoIDH: Cejil

México, DF, 1 mar 13 (Cimacnoticias).- El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) descartó que la propuesta del diputado priista Francisco Arroyo Vieyra de reformar la Constitución mexicana para desconocer los tratados internacionales en materia de Derechos Humanos (DH) repercuta en el cumplimiento de las recomendaciones y sentencias de organismos internacionales.

En entrevista con Cimacnoticias Carlos Zazueta, abogado de Cejil –organización no gubernamental experta en derecho y litigo a nivel internacional con estatus consultivo ante la OEA– afirmó que una iniciativa de esta naturaleza no tiene sentido de ser ya que todos los Estados que suscriben un tratado tienen la obligación de cumplirlo y acatar las recomendaciones de los órganos a los que pertenecen.

El pasado 3 de enero, el legislador Arroyo Vieyra presentó ante la Cámara de Diputados su iniciativa para modificar el artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y así otorgarle supremacía sobre los tratados internacionales, en caso de existir contradicciones entre ambas normas.

Zazueta sostuvo que esta iniciativa no debería repercutir en el cumplimiento de las sentencias emitidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) contra México, fallos en los que condenó su  responsabilidad en la violación de derechos consagrados en tratados internacionales ratificados por nuestro país.

México fue condenado por su responsabilidad en tres casos de feminicidio en Ciudad Juárez, por la desaparición del líder social Rosendo Radilla, por la violación de las indígenas tlapanecas a manos de militares Inés Fernández y Valentina Rosendo, y por la tortura de los campesinos ecologistas Teodoro Cabrera y Rodolfo Montiel.

Sin embargo, a decir del abogado, la pretensión del diputado de echar para atrás la reforma constitucional en materia de derechos humanos de 2011 –como lo han señalado académicos y organizaciones nacionales– no afecta el cumplimiento de estas sentencias.

Zazueta aseguró que la fuerza de las decisiones de la CoIDH proviene de la Convención de Viena y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos; y son de cumplimento obligatorio para todos los poderes y órganos del Estado mexicano.

Explico que desde Cejil se considera que el respeto de las sentencias y el debate de las posibles contradicciones entre estándares internacionales y normas constitucionales son dos temas distintos que no tienen por qué mezclarse.

Además explicó que de acuerdo con la Convención de Viena sobre tratados internacionales, un Estado no puede argumentar que en su normatividad interna hay disposiciones que  justifican el incumplimiento de un tratado de DH.

Señaló que de acuerdo con Cejil y desde el punto de vista de los estándares internacionales, los derechos consignados en los tratados de DH ratificados por México deben ser la norma a seguir y considerados norma máxima.

El abogado prefirió no especular sobre la posibilidad de que el Congreso mexicano apruebe esta iniciativa que actualmente permanece sin ser analizada en la Cámara de Diputados pero aseguró que desde el punto de vista jurídico sería una falta a la Convención de Viena.

Actualmente la iniciativa –que ha sido criticada por organizaciones, académicos y activistas porque consideran que no garantizará seguridad jurídica- permanece en la Comisión de Puntos Constitucionales en espera de ser dictaminada. Por Anayeli García Martínez