Madrid, 20 Feb (Notimex).- El presidente del gobierno español Mariano Rajoy, afirmó hoy que pese a las “mejoras” en la economía, éstas no son “suficientes”, y no tiene que haber “un minuto” de relajación porque la realidad económica es “terriblemente dura”.

“Nada de brotes verdes, ni nubes pasajeras, ni anticipos primaverales, a pesar de que algunas cuestiones comienzan a encauzarse y en otras se notan mejoras, no se puede olvidar la elevada tasa de paro y la falta de empleo. La cruda realidad”, dijo.

Rajoy compareció este miércoles, por primera vez desde que asumió la presidencia de España en el Debate sobre el Estado de la Nación en el Congreso de los Diputados, en el que habló sobre la realidad económica del país.

Refirió que casi seis millones de personas, de entre ellos un millón 200 mil inmigrantes y más de 50 por ciento de jóvenes estén sin trabajo, y es “lo más duro que hay”.

“Si esto no cambia, lo demás no puede servirnos de consuelo, el camino de la creación de empleo es largo y difícil, queda mucho por trabajar”, consideró.

Sobre las mejoras de ámbito económico apuntó que “la reestructuración del sector financiero, el superávit en la balanza de pagos en los últimos meses del año pasado, la reducción del déficit del sector público o la recuperación de la confianza en la economía española en el exterior” son las “mejores noticias”.

Respecto al tema del déficit especificó: “Cerró 2012 por debajo del 7.0 por ciento del PIB, frente al 6.3 comprometido con Europa”.

“La reducción del déficit público estuvo por encima de los 16 mil 500 millones de euros (22 mil 100 millones de dólares) a los que me comprometí en el debate de investidura, y terminó superando los 21 mil millones de euros (más de 28 mil millones de dólares), lo que constituye alrededor de dos puntos porcentuales de PIB”, dijo.

Rajoy profundizó que dado que 2011 el déficit de las administraciones públicas acabó en el 8.9 por ciento, el déficit de 2012 habría terminado en el entorno del 6.9 por ciento.

Al referirse a la banca española aseveró que es “solvente gracias a la ayuda de Europa”, porque “gracias a ella se sentaron las bases de un sistema financiero viable, solvente y transparente”.

“Cuando alguien habla de la Unión Europea como la madrastra que pone ajustes, conviene recordar que España recibió un préstamo de 40 mil millones de euros (53 mil 500 millones de dólares) al 0.5 por ciento a 10 años y con periodo de carencia”, recordó.

Recalcó que sin esta ayuda prestada por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo, no hubiera sido posible todo el proceso de la “reestructuración financiera”.

“Tras la ayuda europea y la nacionalización temporal de algunas entidades, en 2013 se empezaron a ver los primeros signos positivos con la reapertura de los mercados mayoristas para las entidades españolas, que consiguieron emitir seis mil 200 millones de euros (ocho mil 300 millones de dólares)”.

Consideró que eso era algo “impensable” hace un año y que “unido a las medidas de ajuste fiscal y los avances de la Unión Europea, hizo ganar credibilidad a la economía, lo que resolvió problemas de liquidez e hizo que la prima de riesgo se mueva próxima a los 350 puntos básicos, frente a los 638 que alcanzó en julio pasado”.