Roma, 15 Oct (Notimex).- La primera audiencia del juicio preliminar contra el capitán del crucero Costa Concordia, Francesco Schettino, concluyó hoy con el depósito de nuevas pruebas sobre el naufragio del pasado 13 de enero, en el que murieron 34 personas.

El juicio, que continuará mañana martes, busca decidir qué pruebas serán admitidas en el proceso en el que Schettino es acusado de homicidio, abandono de la nave y daño al medio ambiente.

Según medios italianos, en la audiencia de este lunes fueron depositadas nuevas transcripciones de grabaciones realizadas en el interior de la nave antes y durante el impacto del pasado 13 de enero frente a la isla del Giglio, en Toscana, donde encalló el crucero en el que viajaban más de cuatro mil personas.

Asimismo la juez de indagaciones preliminares, Valeria Montesarchio, rechazó todas las excepciones presentadas por el abogado de Schettinio, Bruno Leporati.

El capitán del Costa Concordia, bajo arresto domiciliario en su ciudad natal de Meta di Sorrento, recibió la autorización para estar presente en la audiencia de este lunes, celebrada en el Teatro de la central ciudad de Grosetto, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad.

En particular, Schettino había pedido extender la responsabilidad al encargado del timón del barco, un ciudadano indonesio que al parecer no comprendió la orden que le fue dada mientras el barco realizaba una maniobra para pasar muy cerca de la isla del Giglio y cumplir el rito del “inchino”, el saludo a las personas que estaban en tierra.

Fue esa maniobra la que llevó a que la nave encallara con las rocas, que le abrieron en el casco una grieta de 70 metros de largo.

Schettino, que dio la alarma con retardo y escapó del barco cuando aún había a bordo cientos de pasajeros, no podrá intervenir durante todo el juicio preliminar, aunque podrá dar sugerencias a sus abogados sobre aspectos técnicos.