Querétaro, 12 Septiembre 12.- La Subdelegada de la Cruz Roja en Querétaro, Susana Briseño Quintanar, aseguró que de enero a julio de este año han sido atendidos en todo el Estado, alrededor de 8 mil 750 accidentes, la mayoría en la carretera federal 57 México-Querétaro, por lo que la cifra es superior a la que se tuvo el año pasado.
“Si consideramos que en todo el año pasado se tuvieron 15 mil accidentes, estamos viendo que la cifra se ha incrementado en más de mil accidentes tan solo en los primeros siete meses”.

Dijo que aún cuando la cifra es en todo el Estado, la carretera con mayor índice de percances sigue siendo la autopista México-Querétaro, en el tramo de “El trébol”, que conduce a Tequisquiapan, hasta la zona de Miranda, en el monumento a Conín.

La subdelegada subrayó que la mayoría de accidentes son derivados del exceso de velocidad y la falta de precaución de los conductores, que no respetan los límites permisibles de desplazamiento.

“Yo considero que los accidentes son parte de la imprudencia de los conductores que no tenemos la prevención, que no respetamos las señales de tránsito y que manejamos a exceso de velocidad, además de ir hablando por teléfono, maquillándose las damas o que llevan al bebé sin el cinturón de seguridad”, lo que consideró, hace que los automovilistas se distraigan y se generen los percances.

Briseño Quintanar, manifestó que para poder disminuir los accidentes, los conductores tienen que implementar una cultura de prevención, al momento de manejar un vehículo de motor.